hit
counter
BLOG: Música
Alright hold tight I’m a Highway Star

El poderoso ruido del heavy metal, del motor y de un rockstar, fue perfeccionado por Deep Purple, creando una de las mejores canciones Heavy de todos los tiempos: Highway Star describiendo perfectamente a una auténtica: “Estrella de la carretera”.

 

 

Alright hold tight I’m a Highway Star…

 

 

“Highway Star” es una canción de la banda de rock inglesa Deep Purple.

Es la canción de apertura en su álbum de 1972 “Machine Head”.

Caracterizada por su solo de guitarra inspirado en temas clásicos y un solo de teclado inspirado en Johann Sebastian Bach.

El mencionado solo de guitarra interpretado por Ritchie Blackmore fue considerado uno de los mejores por la revista estadounidense Guitar World.

 

 

Grabación:

La canción nació en un autobús turístico que se dirigía a Portsmouth en 1971.

Un periodista le preguntó a la banda cómo escribían las canciones:

 

“Ritchie Blackmore comenzó a tocar un riff repitiendo la nota sol, mientras Ian Gillan cantaba unos versos improvisados”.

 

La estructura de la canción consiste en una introducción de 35 segundos de bajo/guitarra.

Ian Gillan suele improvisar en cada actuación en directo letras distintas para “Highway Star”.

 

 

Uso de “Highway Star”:

“Highway Star” sigue siendo uno de los elementos básicos de la banda en conciertos en vivo.

Ha sido incluida en el videojuego musical Rock Band y en el tráiler de la misma.

El solo de guitarra ganaría reconocimiento cuando los lectores de Guitar World lo eligieron como No. 19 en su lista de los “100 mejores solos de guitarra”.

La canción ocupó el quinto lugar en: “La Canción de conducción más grande de todos los tiempos” del programa Top Gear.

 

 

 

 

Alright, hold on tight
I’m a highway star…

Si te gustó, ya sabes…

¡Compártela!

No te puedes perder...

La historia detrás de un Clásico: Like A Virgin

La historia detrás de un Clásico de Clásicos: You’ve Got a Friend

La historia detrás de un clásico: Arthur’s Theme (Best That You Can Do)

Detrás de un clásico: I Still Haven’t Found What I’m Looking For